Noticias

Desarrollo sostenible y su influencia en las empresas chilenas

Desarrollo sostenible y su influencia en las empresas chilenas

Aumenta el  interés por integrar el Desarrollo Sostenible en las estrategias de organizaciones chilenas. Así lo expresó a Comtraining, Margarita Ducci Secretaria Ejecutiva de la Red Pacto Global Chile.
 

El  interés por integrar el Desarrollo Sostenible en las estrategias de negocios de las organizaciones chilenas, presenta un gran crecimiento. Margarita Ducci, Directora Ejecutiva de Red Pacto Global Chile, lo expresó así al realizar un detallado diagnóstico de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en nuestro país.

La Red Pacto Global Chile es un instrumento de las Naciones Unidas, creado para promover el diálogo social que permita conciliar los intereses de las empresas con los valores y demandas de la sociedad civil, en áreas relacionadas con el trabajo, los derechos humanitarios, el medio ambiente y la ética empresarial. Esta red apoya las funciones de RSE. 

La Red Pacto Global trabaja en cuatro áreas fundamentales y sobre la base de diez principios. El objetivo es facilitar un entendimiento de cómo éstos principios se relacionan con el sector empresarial para contribuir como parte fundacional de la filosofía organizacional de sus socios.

El medio ambiente es entre otros, un pilar fundamental del pacto global. Las empresas deben apoyar la aplicación de un criterio de precaución respecto de los problemas ambientales; adoptar iniciativas para promover una mayor responsabilidad ambiental y alentar el desarrollo y la difusión de tecnologías inocuas para el medio ambiente.

También se incorpora la anticorrupción ya que las empresas deben actuar contra todas las prácticas como la extorsión y el soborno.

Nuestra entrevista a Margarita Ducci:

1. ¿Cuánto se ha avanzado en los últimos años en las acciones de responsabilidad social empresarial de las empresas chilenas?

Uno de los hechos relevantes que permitió empezar a visibilizar la figura de la RSE en el mundo, fue a partir de su inclusión en la agenda política de la Comisión Europea para el año 2000, principalmente por el reconocimiento de la exclusión social y económica como uno de los principales desafíos a nivel mundial, la necesidad de un compromiso multilateral y la implicación de todos los sectores de la economía a nivel mundial. Desde entonces, varios hechos relevantes han moldeado el concepto e integrado factores que realzan su efecto positivo, alcanzando a la sociedad chilena que ha incorporado paulatinamente esta cultura a su visión de largo plazo.

En un artículo académico publicado por el Journal of Business Ethics en 2009, identifica el surgimiento y evolución del conceptode de la RSE en Chile. Se señala el año 2000 como el de mayor relevancia en su integración en el país, identificando en sus antecedentes el aporte de la SOFOFA a través del reconocimiento de buenas prácticas en esta materia, el que otorga a las empresas, desde 1998.

El proceso que nos ha acercado al concepto de desarrollo sostenible, parte por canalizar la atención desde la empresa privada hasta la incorporación de otros sectores relevantes, estableciendo nuevas alianzas público-privadas, integrando preocupaciones medioambientales, nuevas formas de organización empresarial, orientadas a la búsqueda de mejores prácticas laborales, que cada vez se orientan más abiertamente al respeto por las personas, en su amplio sentido, responsabilidad que corresponde como consecuencia del desarrollo de toda actividad productiva.

Podría decirse que a mediados de la pasada década, se identificaban los derechos y deberes de los trabajadores y el compromiso con la comunidad, como los principales factores de Responsabilidad Social Empresarial, en la visión de las empresas chilenas. Comenzando esta década, el concepto fue evolucionando hasta las acciones que trascienden el criterio de lo estrictamente “legal”, en una búsqueda por desvincularse de su origen filantrópico.
Sin embargo, la preocupación por el impacto medioambiental, aún mantiene un panorama crítico. Si bien las acciones hacia los trabajadores se conectan con un efecto positivo en la productividad y aquellas que consideran a la comunidad son asociadas a la obtención de la licencia para operar, los expertos aún consideran que en materia medioambiental solo las crisis, producen verdadera conciencia.   

Actualmente, por medio de una participación que pretende ser cada día más intensa, el Estado se ha mostrado cercano a esta problemática, incorporándose mediante la creación de órganos que expresan abiertamente la promoción del desarrollo sostenible para el país, a través de los cuales se va haciendo realidad la creación de políticas, planes y programas que integran incentivos y sanciones, necesarios para impulsar avances en las acciones de Responsabilidad Social de las empresas chilenas, entrándose a la etapa de la necesidad de contar con más elementos certificadores, regulatorios o de valor contractual.

Otro aspecto, necesario de destacar es el rol de organizaciones, como Global Reporting Initiative (GRI) y la Organización Internacional para la Estandarización (ISO por sus siglas en inglés), que favorecen los procesos de comunicación necesaria entre los grupos interesados y el desarrollo de normas guía sobre Responsabilidad Social, haciendo  que Chile sea el sexto país iberoamericano que más informes de RS ha publicado entre 2011 y octubre de 2012, según la base de datos de GRI. El origen multi-stakeholder (varios grupos de interés), de estas iniciativas y el apoyo de organizaciones reconocidas internacionalmente, promueve la integración de nuevas organizaciones, a partir de su interés por comunicar y transparentar sus acciones, desde las grandes empresas multinacionales hasta la pequeña y mediana empresa, tanto en Chile, como en el resto del mundo. 

En términos generales, podría decirse que se han hecho avances importantes, considerando que romper un paradigma, desarrollando un cambio de conciencia y de hábitos, requiere un proceso bastante largo, que sólo da saltos mayores, cuando involucra una crisis.

2. En materia de Desarrollo Sostenible, ¿Qué estamos haciendo bien en el país?

El interés por integrar el Desarrollo Sostenible en los planes y estrategias de negocio de las organizaciones chilenas, ha presentado un importante crecimiento. Desde la perspectiva de la Red Pacto Global, una muestra de este entusiasmo se observa en la constante incorporación de organizaciones a la iniciativa, la creación de áreas a través de las cuales se canalizan los esfuerzos en esta materia y el desarrollo de nuevos proyectos que involucran una amplia variedad de temas por abordar.

Las organizaciones  y empresas adheridas a la Red Pacto Global Chile pertenecen a diferentes sectores de la economía, desde los cuales permanentemente se desarrollan proyectos que van desde el bienestar de los trabajadores, las comunidades y el medioambiente hasta los sociales, dirigidos principalmente a la educación, la transparencia y el emprendimiento. Cada una de estas empresas ha tomado conciencia de que su actividad tiene un impacto en el medio que le rodea y que su contribución al bien común representa un beneficio en el largo plazo, en su reputación corporativa. 

Destaca la preocupación por el desarrollo de alternativas menos contaminantes, programas de bienestar laboral,   sistemas de ética y compliance, integración de políticas en materia de discriminación y creación de sistemas de diálogo que faciliten la integración multi stakeholder.
Desde el Estado por ejemplo, se han implementado con éxito modelos y sellos que incentivan la RSE como: “Propyme”, “Más por Chile”, “Sello Inclusivo”, etc. a los cuales han adherido muchas empresas de la Red Pacto Global Chile.

3. ¿Cómo están contribuyendo hoy las empresas en los negocios inclusivos y qué impacto ha tenido su participación?

El concepto de Negocios Inclusivos ha venido tomando fuerza en el país, sin embargo todavía hay un largo camino para la construcción de un modelo que genere las condiciones que permita desarrollarlo efectivamente, haciendo converger el valor social y económico en circunstancias óptimas. Para su implementación, se requieren transformaciones profundas en la empresa y un importante grado de confianza y apoyo de todos los actores, dada la complejidad del proceso para que llegue a ser rentable económicamente, considerando que muchas veces, alguna de las partes no cuenta con suficiente capacidad de respuesta en el corto plazo.

El rol del sector privado es fundamental en la creación y desarrollo de Negocios Inclusivos. Las empresas que se involucran, contribuyen a alinear los intereses de los stakeholders, generar un encadenamiento productivo y construir alternativas que incorporan grupos de gran impacto social al encontrarse en la base de la pirámide.

El impacto de su puesta en marcha, constituye un desafío estratégico, tanto para la gran empresa como para el impulso de la microempresa en Chile.
La tendencia actual de incorporar a la comunidad, particularmente aquella que está inserta en zonas donde se desarrollan grandes proyectos de inversión, o las que se caracterizan por condiciones de vulnerabilidad social o ambiental, ha dado como resultado, un incremento de los emprendimientos locales y de organizaciones que cumplen un rol facilitador intermediando el diálogo para llegar a definir los proyectos para la comunidad, que resultan ser los más adecuados, a diferencia de aquellos que determina empresa, por sí misma, pretendiendo apoyar comunidades, pero que muchas veces no responden a las verdaderas necesidades prioritarias de quienes se procuró beneficiar.

4. ¿Cuánto crees que cumplen las empresas chilenas su responsabilidad social empresarial?

Claramente, aún hay mucho por delante,  ya que en nuestro país, aún persisten problemáticas sociales ampliamente vinculadas con la actividad empresarial. Toda acción conlleva responsabilidades, por lo que las compañías hoy en día comunican más sus acciones, para que exista información disponible y tienen más claro el resultado de mantener vínculos sólidos y auténticos con las comunidades a quienes impacta su quehacer,  generando beneficios comunes. Esto, en la práctica, bien aplicado, contribuye a una buena reputación, logrando proyectar una imagen coherente de la empresa, con lo que ésta se ha propuesto.

Así, de la misma forma en que las compañías hacen públicos sus avances, se ven más expuestas ante la sociedad de rendir cuenta, lo que las lleva a exigirse más en el cumplimiento de sus responsabilidades. En el corto o largo plazo siempre se harán evidentes los resultados de su gestión, dependiendo de esto, su permanencia en el mercado.

Las expectativas de la sociedad en general tienden a ser muy altas y la credibilidad en las organizaciones sigue siendo cuestionada  acerca del cumplimiento de su Responsabilidad Social. Un ejemplo de esto, se observa en los resultados de la encuesta MORI, que identifica una percepción predominantemente negativa sobre la empresa, así como el deterioro de los niveles de confianza en ella, tal como lo identifican los resultados del último informe presentado por la OCDE sobre sus países miembros, que coincide con estudios de Forum Empresa,  el que menciona que la situación actual de no crecimiento relevante, de la RSE en Chile, se debe en gran medida, a un estado de desconfianza hacia el sector privado.

Como Red Pacto Global, en cambio, sí podemos dar fé  de un crecimiento en el nivel de cumplimiento, siendo posible identificar en las empresas adheridas, un esfuerzo constante y medible, en el avance en sus logros en programas de RSE, con buenas prácticas tangibles en el nivel de diálogo alcanzado con sus grupos de interés.

5. ¿Cuáles son las principales formas en que la comunidad y los consumidores influyen en que una empresa sea socialmente responsable?

El comportamiento de los grupos de interés es decisivo, ya que tienen un efecto directo sobre la continuidad de las organizaciones, y  desde hace unos años han empezado a empoderarse dentro de un mecanismo de diálogo estructurado, haciendo que las empresas sean más consecuentes frente a sus compromisos con ellos. La comunidad definitivamente influye mediante su capacidad de otorgar “licencia social para operar” y los consumidores ejercen un poder equivalente al voto, en sus decisiones de compra, lo que puede afectar importantemente, en forma positiva o negativa, el futuro de una empresa.

6. ¿Cómo están apoyando las universidades del país el desarrollo y la evolución de la responsabilidad social empresarial?

El papel de las universidades es complejo de abordar actualmente, considerando los cuestionamientos de que han sido objeto, especialmente durante el último año. Sin embargo, esto ha servido para que se planteen un rol social más fuerte. Creo que la primordial  preocupación de toda universidad, debe ser, abocarse al diseño, desarrollo y logro de un perfil profesional para el alumno, acorde con las necesidades de la sociedad actual. Este perfil, debe ser integral, por lo que en los últimos años, se ha ido incorporando el concepto de Responsabilidad Social y el de Sostenibilidad en la formación académica.

El año pasado, al interior de la Red, realizamos una investigación vinculada a la Responsabilidad Social en las universidades chilenas, motivada por el concepto de Responsabilidad Social Universitaria, en relación a las tendencias a nivel mundial observadas a través de la iniciativa Principles for Responsible Management Education (PRME), la que promovemos a través de la Red Pacto Global. Las conclusiones más relevantes se observaron a partir de una muestra conformada por 30 instituciones de educación superior que fueron seleccionadas a partir del logro de sólidos vínculos y acciones concretas, en estas materias.

Evidentemente, el concepto muestra gran acogida como parte de un proceso de sensibilización e información a través de charlas o seminarios, lo que se observó en la totalidad de la muestra consultada. Más del 50% de las instituciones de educación superior de la muestra, identifica la relación entre estas materias con sus propias acciones. Otro aspecto importante fue su inclusión formal mediante declaraciones como su Visión, Misión y Valores y/o en el contenido de los Planes de Desarrollo, lo que identifica un compromiso más explícito con la incorporación de estas temáticas en la estrategia de la institución, tanto en lo que refiere a su relación con los grupos de interés, como en la formación estudiantil, observándose este factor, en un 57% de la muestra.

Uno de los aspectos más relevantes de esta investigación, definitivamente, es la integración de estos conceptos en las mallas académicas tanto de pregrado como de postgrado, ya que el 83% de las instituciones de educación superior consultadas identifican ramos o cursos que integran de manera explícita conceptos de Responsabilidad Social o de Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, aún hay aspectos pendientes. Por ejemplo, solo fue posible identificar cuatro instituciones que han realizado reportes de sostenibilidad para comunicar sus avances en esta materia. De igual manera, se observa recurrentemente una falta de sincronía en las iniciativas que se desarrollan dentro de una misma institución, desarrollándose generalmente, actividades de manera aislada, lo que crea una gran limitante para el desarrollo de estrategias efectivas en RSE.

7. ¿En tu opinión, los líderes y ejecutivos chilenos de empresas han evolucionado positivamente en la forma de relacionarse con sus colaboradores?

Definitivamente, el interés de los altos y medios ejecutivos por incorporar en sus colaboradores los efectos positivos de las acciones de Responsabilidad Social, es claramente más alto. Los colaboradores representan un grupo de interés fundamental y con gran poder sobre el efecto en ellos de las decisiones de las compañías, por lo que gran parte de las iniciativas deben focalizarse en este público interno.

Las relaciones laborales representan un aspecto prioritario en la Responsabilidad Social que le compete a las empresas; la preocupación por el bienestar y seguridad de sus colaboradores, actualmente involucra asuntos como: la equidad de género, la inclusión laboral de personas con discapacidad, la libertad de asociación y la apertura de canales de comunicación interna para denuncias justificadas. Además, es importante considerar que al ir más allá de las exigencias estrictamente legales, además de favorecer la reputación de las empresas, permite que los mejores profesionales deseen trabajar allí, lo que se ve  reflejado en los índices de productividad, creando un círculo virtuoso que incentiva la retención de talentos.

8. En términos de la RSE, ¿Cuáles son las principales habilidades blandas que requieren desarrollar los líderes del siglo XXI en nuestro país?

Hoy día, creo que todo profesional no solo debe dominar el conocimiento y experiencia en su área de desempeño, sino que también debe desarrollar habilidades blandas, entendiéndose por ellas, el conjunto de capacidades que permiten comunicarse asertivamente, tomar decisiones considerando “al otro” y en general, relacionarse y desempeñarse en armonía con los demás, fortaleciendo el trabajo en equipo.

Actualmente para un profesional o técnico, no se trata solo de ser experto en su profesión, sino también, expresar un sentido más humano, comprometido con su entorno y consciente de las consecuencias de sus acciones.

Desde esta perspectiva, considero que las principales habilidades que requieren los líderes hoy en Chile son: proactividad, capacidad de autocrítica, ética profesional, disposición para expresarse con claridad y transparencia en un esquema de diálogo constructivo, adaptarse a los nuevos escenarios, contagiar optimismo, ser receptivos, y no menos importante, generar creatividad e inculcar responsabilidad en los distintos niveles jerárquicos.

9. ¿Cuál crees que es la relación que existe entre el coaching ejecutivo y la Responsabilidad Social al interior de la empresa?

Creo que sin duda existe una relación de complementariedad en la búsqueda de objetivos comunes. El coaching ejecutivo, visto desde la perspectiva de la Responsabilidad Social, es una herramienta muy potente en el desarrollo de ventajas competitivas, que mediante el desarrollo profesional y personal favorecen la creación de valor, tanto para la empresa como para las personas involucradas. Los beneficios del coaching son un aporte al capital humano,  que permite dotar de herramientas a las personas para acometer con mayor energía su rol, y entre otros temas,  llevar a cabo su participación en los programas de RSE de la empresa y  plantearse con mayor claridad los objetivos y metas esperadas para lograrlos. 

http://www.pactoglobal.cl/pacto-global-en-chile/participantes/

 

Entrevistas COMTRAINING - Irene Helmke, Periodista PUC


Facebook

Noticias

Visión Líderes Jóvenes

Visión Líderes Jóvenes

La globalización. La sostenibilidad. La tecnología. La diversidad. El aprendizaje. La convergencia de los sectores público y privado. Estos son algunos de los grandes temas en las mentes de los líderes jóvenes de hoy.
 

Nuevos Paradigmas en la Gestión de Organizacio-nes

Nuevos Paradigmas en la Gestión de Organizacio-nes

Algo nuevo está llegando sobre cómo se gestionan las organizaciones, nuevos paradigmas están tomando forma hacia la autogestión, la integridad y a un sentido más profundo del propósito de las organizaciones.

¡Cambia Ahora! para un mejor liderazgo

¡Cambia Ahora! para un mejor liderazgo

Los líderes exitosos tienen la capacidad de adaptarse, cambiar y reinventarse a sí mismos. Ellos crecen en el cambio.  Este libro te podría ayudar a encontrar el liderazgo que aspiras, guiándote en un proceso de cambio.

Comtraining - Consulting & Coaching Comtraining - Consulting & Coaching Comtraining - Consulting & Coaching Comtraining - Consulting & Coaching
Principal
Comtraining
Quienes Somos
Misión y Valores
Nuestros Clientes
Contáctenos
 
Servicios
Consultorías
Entrenamientos
Coaching Academy
 
Consultorías
Gestión de Cambios
Procesos
Productividad
Project Management
Entrenamientos
Habilidades
Comunicación
Desarrollo Liderazgo
Project Management
Coaching Academy
Coaching Ejecutivo
Coaching de Equipos
Formación Coach
 

Av. Nueva Providencia 1881 Ofic. 1620, Providencia - Santiago, Chile. Teléfono: +562  2356 3093

Copyright© 2001-2018 Comtraining Consulting & Coaching - Todos los derechos reservados